sábado, 28 de octubre de 2017

JOSE ANTONIO SANZ. MALLO FRECHIN. RIGLOS.

             

 Ayer nos juntamos una buena cuadrilla para ir a escalar a los mallos de riglos,pese a que el día era ventoso,al soplar de norte la escalada se hacia protegida,si que es cierto que la bajada andando nos dio un poco, pero como ya era bajando pues eso...
Al final fuimos todos al mallo Melchor Frechín y mientras que koke y Ricardo , que estan más fuertes que el vinagre se metieron en "Irene y la paz".Paco y victor por un lado y ana y yo por otro nos metimos en la "jose antonio sanz"
1er largo.
La vía me parece bastante buena, ideal para iniciarse en los mallos grandes ya que el grado no es agobiante en ningún momento y los seguros están cerquita.Son unos 200m repartidos en 7 largos(se puede empalmar alguno) más o menos así.
1er largo: Fácil V+ o 6a, según que reseña mires.
2º largo: salida en panza, el resto fácil. 6a o 6a+.
3er largo: más mantenido, termina con un murete de 6a+
3er largo
4º largo:pancita,chimenea y pequeña travesía a derecha hasta la reunión.V+ o 6a.

4º largo
5º largo: salida hacia la derecha para cojer un muro vertical vertical con cantos enormes , muy disfrutón. V+.


5º largo
6º largo:el más duro, salida a la derecha por repisa,muro vertical y panza final.6a+ o 6b.
7º largo: inicio vertical para tumbar en seguida hasta la cima. V+
7º largo
La vía es rapelable aun así es preferible bajar caminando,hacia el norte y este por una cuerda fija hasta la cima de la visera, de hay por un sendero marcado con hitos hacia el norte de nuevo hasta unn collado, y de nuevo al este por la canal.
croquis del Luichy.
Rubén.

domingo, 22 de octubre de 2017

CHOPER. RIGLOS


Riglos: Chopper 135m 6b.

Vuelvo a Riglos al Pisón, a una vía que escalé hace años y que disfruté poco. Afortunadamente hoy las sensaciones son otras.


La vía se compone de 5 largos.
Vertical desde el inicio, tiene ese ambiente que tiene Riglos, de manera que cada vez que superas una pequeña panza te asomas a un vacío un poco mas grande a tus pies.
Los largos no son muy complicados, mas bien de saber leerlos (el magnesio ayuda bastante, y las indicaciones de mi compañero en los pasos clave mas).
Como todas las clásicas de Riglos los seguros están “alegres” donde el grado no aprieta y, en este caso, cercanos en los pasos clave.
El largo clave de la vía es el último, una complicada panza de 6b que liberar me sigue pareciendo duro. Decir que la panza tiene 3 parabolts muy cerca pero que la salida toca salir y escalar unos metros hasta el siguiente seguro (el paso duro te lo das con la chapa en la cintura, no asustarse.) Resto muy fácil hasta la reunión.

Llegados a este punto son varias las opciones: seguir por la Chopperior (115 6c) hasta la cima, rapelar la vía (todas R 2 parabolt y argollas) , o escaparse por la cercana chimenea de la Pany-Haus.
Nosotros optamos por la tercera opción. Sin ser difícil hay que ser cuidadoso,la chimenea está bastante sucia y los seguros alejan bastante.

Una vez allí buscamos los rapeles de “los volaos”, un sistema de pasamanos, destrepes y 3 rapeles (el primero corto, los otros dos 60 m) nos dejan en el suelo.
En mi opinión es una buena vía para iniciarse en la escalada de Riglos siempre y cuando no se vaya justo en el grado.

Agradecimientos a Lorenzo por su paciencia. 
croquis extraído de internet.

Ana. 

martes, 22 de agosto de 2017

PERÚ, INFORMACIÓN PRÁCTICA Y SENSACIONES.

Tras un mes en Perú nuestra sensación es la de que ya sabemos porque la gente repite y que seguramente nosotros también lo hagamos pronto.
Empecemos por el principio, llegar a Huaraz es un viaje muy largo, 12 horas de vuelo (directo Madrid-Lima), de Lima a Huaraz son unas 7 horas de bus. Nosotros elegimos viajar por la noche, hay autobuses realmente cómodos (tipo bussines de avión) a un precio asequible, de ésta manera duermes toda la noche y llegas a Huaraz por la mañana, algo cansado tras tantas horas de viaje pero habiendo dormido, así que  puedes comenzar a conocer la ciudad, aclimatar un poco escalando en Los Olivos o comenzar la aclimatación en alguna quebrada cercana.

Nosotros nos decantamos por la segunda opción, el sitio no nos gusto mucho (Los Olivos es un barrio de Huaraz bastante degradado al que se puede llegar andando en unos 30 minutos) ,respecto a  la escalada hay vías de todo tipo desde 5 hasta 7. Unas 15 ó 20 en total.
La estancia en Huaraz es mas que agradable, nuestro alojamiento “Casa Zarela” fue nuestro campo base ( y el de muchos españoles que pasaron ese mes por Huaraz).
3 amigos distintos ( y que no se conocen entre si) nos lo habían recomendado, no es el alojamiento mas barato de la ciudad (aún así es barato), pero en nuestra opinión merece la pena. La casa es muy bonita, tiene habitaciones de todos los tamaños (1-6 pax) con baño, también dispone de cocina libre y de unas terrazas con unas bonitas vistas .

Por la mañana sirve desayunos (de 10 a 30 soles) y por la noche sirve comida tailandesa en el salón comedor que ocupa la planta baja.
Zarela, dueña del establecimiento, es una mujer impresionante, atenta y eficiente, que ella sola dirige a la perfección ese cómodo albergue que se convirtió en nuestro hogar.
Zarela se encarga de todo, desde mandarte un taxi al aeropuerto de Lima, conseguirte taxis  y arrieros, para las salidas al monte, ademas te guarda el equipaje que no necesitas en el monte y siempre tienes una habitación disponible a tu regreso (aunque no llegues el día previsto) y si tienes algún problema Zarela hace todo lo posible por ayudarte.

La Cordillera Blanca es mas impresionante y mas imponente de lo que podíamos imaginar, a pesar de haber leído y releído piadas, libros y artículos de revistas.
Allí las montañas son muy grandes, con esas “flautas de nieve” que todos recordamos haber visto en “tocando el vacío”. La nieve polvo, por extraño que nos parezca, se queda en las pareces verticales.
Los glaciares también son grandes y complicados ( este mes de junio no tanto por la cantidad de nieve acumulada) pero cuando pasas zigzagueando alrededor de las grietas o cuando tienes que cruzar un puente de nieve viendo la profundidad de lo que hay justo al lado de tus pies te das cuenta   de la inmensidad  de lo que te rodea y, por lo menos a mi me pasa, tienes esa sensación de ser muy, muy pequeño,  pero a la  vez muy, muy afortunado por estar allí.
La información sobre las montañas es relativa. En Huaraz hay una casa de guías, no digo que no te quieran informar, seguramente ni ellos cuentan con la información. La gente va a 4 montañas y del resto apenas hay información sobre condiciones. Zarela también ayuda en este sentido, conoce  bien  las montañas , conoce muchos guías y tiene información de muchas cordadas. Si sabe algo te lo cuenta incluso, si está en su mano, te presenta ( o sienta en tu mesa mientras desayunas) al guía que estuvo allí hace unos días.
Como referencia recomiendo el libro: “Classic Climbs of the Cordillera Blanca Peru by Brad Johnson.” En castellano “ Cordillera Blanca escaladas “ de Antonio Boroquez , si bien no es una guía de escalada aporta mucha información respecto a la cordillera (cultura, historia, nivología) y una recopilación de todas sus vias de la zona norte de la misma.

La estancia en Huaraz es cómoda , es una ciudad tranquila, segura (aunque conviene tomar las mismas precauciones que tomarías en España para evitar algún disgusto). Comer y cenar es barato, en restaurantes “caros” y cenas “a reventar” salíamos a unos 30e los dos , pero hay alternativas por unos 5 soles por persona (menos de 1,5 euros). La comida es buena y muy abundante. Casi todo va acompañado de patatas fritas (riquísimas) y arroz. La fruta (la tropical, las mandarinas no) es riquísima.Una buena opción para desayunar son las juguerías donde por la mañana te hacen jarras de zumo  (1 litro aprox)por 5 soles.
Para comprar la comida (u otros utensilios) os recomiendo el mercado de Huaraz.
También existen supermercados mas “europeos” pero a parte de ser mas caros creo que existe menos variedad.
En la Cordillera Blanca te quedas con ganas de mas, recuerdo la bajada del Alpamayo hasta el base (llegada unas 15 horas después de levantarnos) diciendo que no hacíamos mas montaña, que los días que nos quedaban los dedicábamos a hacer turismo, tras llegar a Huaraz, cenar y dormir bien a la mañana siguiente ya estábamos planeando acercarnos al Chacrarraju.  Es lo que tiene Huaraz que tras una reventada puedes descansar 2 ó 3 días cómodamente, comiendo y durmiendo bien.
Los días de descanso puedes ir a darte unos baños en aguas termales a menos de media hora de huaraz en Monterrey
 y si quieres hacer algo de turismo a unas 2 o 3 hoas está Chavín  de Huantar un yacimiento preincaico que merece la pena visitar.

Ana.